Excelencia en el servicio

Excelencia en el Servicio

La calidad en las empresas que presentan un servicio de atención al cliente, adquiere diferentes niveles en función de cómo satisfagan a estos clientes, y de la percepción que éstos tengan en relación al servicio. Alcanzar un nivel de excelencia en el servicio significa lograr que los clientes tengan una impresión superior a sus expectativas previas. Un cliente que al salir de una empresa “no tiene motivos de queja”, no ha experimentado la excelencia en ese servicio. En cambio, si sale con ganas de contar al primero con quien se encuentre lo bien que ha sido atendido y servido, ésta es una señal de excelencia.

«La Calidad en la atención y en el servicio al cliente, radica en la aplicación de dos tipos de habilidades, las relacionadas con la comunicación, que se establecen en las relaciones entre personas, «Habilidades Personales» y las que derivan del trabajo mismo de las personas, «Habilidades Técnicas». Las personales se refieren a las expectativas que se satisfacen con el trato que se les proporciona, es decir con la «atención al cliente». Y las técnicas, son las necesidades que se satisfacen con buenos productos y/o servicios y los conocimientos que sobre ellos deben poseer los agentes.

Beneficios

  • Obtener un mayor volumen de negocio y de beneficios.
  • Consigue la proyección de una mejor imagen de la empresa a menor coste.
  • Se diferencia positivamente de la competencia, imprescindible en la actualidad.
  • Consigue un gran número de clientes que proceden del boca a boca, lo que implica menores inversiones en acciones de marketing.
  • Fideliza a los clientes ya existentes.
  • Recibe menos quejas y reclamaciones, puesto que habrá menos motivos para que el cliente esté descontento.
  • Experimenta una menor rotación del personal.

PARTNERS